Acerca del sitio

Acerca del Portal de revistas científicas de la UNLa "Arturo Peña Lillo"

El portal “Arturo Peña Lillo”, creado en 2014 por la Resolución del Consejo Superior No. 002/14, reúne un conjunto de revistas científicas de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa). Su propósito es promover la apertura de los contenidos y la visibilidad de la producción científica editada por la UNLa, a través de políticas de acceso abierto y de libre circulación de la información científica.

Para ello se adoptó el Open Journal Systems (OJS), un software de código abierto creado por Public Knowledge Project, y liberado bajo la Licencia Pública General del GNU Project. Este programa permite que cada revista configure y gestione los procesos de revisión, edición, publicación y distribución de sus contenidos, de forma descentralizada.

La puesta en línea de esta plataforma es el resultado de un proyecto colaborativo entre la Dirección de Informática; el Campus Virtual; el Instituto de Salud Colectiva; el Departamento de Desarrollo Productivo y Tecnológico, a través de la Licenciatura en Sistemas; el Departamento de Planificación y Políticas Públicas; y en particular, de las revistas Salud Colectiva, Revista Latinoamericana de Ingeniería de Software, Perspectivas en Políticas Públicas y Perspectivas Metodológicas.

Su nombre es un homenaje al gran editor Arturo Peña Lillo (Valparaíso 1917 – Buenos Aires 2009).


Acerca de Arturo Peña Lillo

Nació el 30 de agosto de 1917 en Valparaíso, Chile, y a los 2 años, en 1919, se radicó con su familia en la Argentina. Al frente de su editorial, entre 1954 y 1982, publicó más de 400 títulos de escritores como Arturo Jauretche, Raúl Scalabrini Ortiz, Rodolfo Puiggrós, José María Rosa, Ernesto Palacio, Norberto Galasso, Juan José Hernández Arregui, Jorge Abelardo Ramos, entre otros.

Este grupo de intelectuales compartía la necesidad de deconstruir un pensamiento que se sustentaba en el desprecio por lo nacional y por “las razas americanas”, instalado históricamente a través de la educación, los medios de comunicación y el poder. Tal como lo expresa Arturo Jauretche en 1968, en el Manual de zonceras argentinas:

La incomprensión de lo nuestro preexistente como hecho cultural o, mejor dicho, el entenderlo como hecho anticultural, llevó al inevitable dilema: todo hecho propio, por serlo, era bárbaro y todo ajeno, importado, por serlo, era civilizado. “Civilizar”, pues, consistió en desnacionalizar…

Arturo Peña Lillo apostó como editor a dar voz a un relato silenciado por años e indudablemente colaboró en la conformación de un “pensamiento nacional”. Según sus propias palabras: “Nuestra historia debe leerse al revés para ser entendida. A esto le dediqué toda mi vida”.

Acerca de este sistema de publicación