Origen y calidad del agua para consumo humano: salud de la población residente en el área de la cuenca Matanza-Riachuelo del Gran Buenos Aires

https://doi.org/10.18294/sc.2013.200

Publicado 4 abril 2013 Open Access


Malena Monteverde Licenciada en Economía. Doctora en Economía con especialización en Estadística y Econometría. Investigadora CONICET, Centro de Investigaciones y Estudios sobre Cultura y Sociedad (CIECS-CONICET), Universidad Nacional de Córdoba, Argentina , Marcos Cipponeri Ingeniero Hidráulico. Director, Unidad de Investigación Desarrollo y Docencia-Gestión Ambiental (UIDD-GA). Profesor Adjunto Ordinario, Universidad Nacional de La Plata, Argentina , Carlos Angelaccio Ingeniero Hidráulico. Consultor Naciones Unidas. Asesor, Unidad de Investigación Desarrollo y Docencia-Gestión Ambiental (UIDD-GA), Universidad Nacional de La Plata, Argentina , Leda Gianuzzi Doctora en Ciencias Químicas. Profesora de la Cátedra de Toxicología, Facultad de Ciencias Exactas, Universidad Nacional de La Plata. Investigadora Principal CONICET, Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos (CIDCA-CONICET), Universidad Nacional de La Plata, Argentina




Vistas de resumen
464
Cargando métricas ...


Palabras clave:

Ambiente, Calidad del Agua, Enfermedades Transmitidas por el Agua, Argentina


Resumen


El objetivo del estudio es analizar el origen y la calidad del agua domiciliaria utilizada para el consumo, en una muestra de hogares del área de la cuenca Matanza-Riachuelo del Gran Buenos Aires, Argentina. Según su origen, el 9% de las muestras de agua provenientes de la red pública, el 45% de las de agua envasada y el 80% de las provenientes de perforaciones o pozos individuales resultaron no potables por exceso de coliformes, Escherichia coli o nitratos. Los individuos de la muestra de hogares en los que la fuente principal de agua para el consumo eran pozos individuales presentaron una probabilidad 55% superior de padecer alguna enfermedad de origen hídrico, probabilidad que llegaría al 87% en el caso de las diarreas y al 160% en el de las dermatitis. El agua para consumo humano en este territorio debería provenir de fuentes centralizadas que aseguren el control de la calidad del agua.